Somos lo que comemos


Somos lo que comemos fue el título de mi relato en la Antología Z7 que publicó Dolmen en 2012.

La propuesta inicial de la antología era llevar el género Z a diferentes territorios literarios o viceversa. Cada autor eligió un género. Yo, para variar, elegí lo más difícil y extraño que se me ocurrió en aquel momento: la literatura culinaria.

Decidí escribir un relato tal que un libro de recetas. Titulé mi relato: "Somos lo que comemos. Cómo cocinar un zombi." Y lo estructuré a la manera de un blog de recetas al uso, con mucho humor negro y notas al pie de página.

Además de poner la cocina perdida, especulé con el tema que realmente me importaba: la ética alimentaria. Y conseguí lo que me proponía, pasar de lo cómico a lo trágico en apenas unas pocas páginas.

Bon apettite!






ANTOLOGÍA Z 7



SINOPSIS

¿Qué os parecería escribir un relato Z enmarcado en un género distinto?´. Este fue el reto lanzado por J.E. Álamo, coordinador de Antología Z- Volumen 7, a los colaboradores de esta nueva edición. Una propuesta especial y diferente en la que habituales, y neófitos en el género, ofrecen relatos dispares entre si con una única característica común: ser protagonizados por no muertos.

Estos son los autores (12 más J.E. Álamo) y el género escogido: Iván Mourin (gótico); Adrián Ojeda (western); Guillem López (culinario); David Jasso (terror); Raúl Lepe (fantástico); Claudio Cerdán (negro); Víctor Blázquez (Periodístico); Alejandro Castroguer (humor negro); Juan de Dios Garduño (realismo sucio); Juan Ángel Laguna (pulp), Víctor Mateo (thriller psicológico); Alfonso Zamora (porno) y J.E. Álamo (Steampunk).



 

TUITEOS

CARALIBRO