La revista Quimera recomienda: Challenger.

Que una revista literaria como Quimera recomiende mi novela, produce una sensación de vértigo difícil de explicar. Especialmente, si tenemos en cuenta que sólo recomienda tres novelas y que las otras dos salen de la pluma o del procesador de texto de nombres como Milan Kundera y Patrick Deville. Es un podium muy alto, entenderéis mi vértigo si lo pensáis por un momento.

Así que la felicidad de aparecer en un medio así me deja una sonrisa nerviosa, como de tonto, de esas que intentan disimular que no te llega el cuello de la camisa o que los pezones se te han metido para adentro.

Challenger ha despegado, es un hecho innegable, y ya es demasiado tarde para echarse atrás. Soy víctima de mi propia alegoría, qué irónico todo.


Click en la imagen para ir a la web

Mil gracias a tod@s


 

TUITEOS

CARALIBRO