Ganador del Premio Ignotus y el Spirit of Dedication



El pasado fin de semana, se celebró la Eurocon 2016 en Barcelona. El evento tuvo lugar en el CCCB y, cual bacanal romana, un millar de escritores, editores y aficionados en general nos lanzamos a gozar en la arena del fandom. El programa no daba lugar a un respiro y, entre cerveza y cerveza, tocaba correr de un lado a otro para asistir a charlas, debates y entrevistas con profesionales de primer nivel como Brandon Sanderson, John Clute, Richard Morgan, Albert Sánchez Piñol o Andrej Sapowski, entre otros.

En Gigamesh, rodeado de vicio y subcultura


Personalmente, fiel a mi impuntualidad y ausencia total de memoria a corto plazo, asistí a muchas menos cosas de las que me propuse, entre ellas una genial charla sobre El Monstruo Postmoderno a cargo de Rubén Sánchez Trigos, Teresa López y Sergi Viciana; también a una mesa redonda sobre Presente y Futuro de la Ciencia Ficción en España, moderada por el siempre certero Juanma Santiago, y en la que participaron Lola Robles, Cristina Martínez y el gran Fernando Ángel Moreno.

La tarde del viernes firmé mis novelas y la última antología en la que he participado, editada por Nevsky, Cuentos desde el otro lado. Fue fantástico conocer por fin a gente tan maravillosa y admirada como Cristina Jurado y Daniel Pérez Navarro (de quién os recomiendo su genial artículo-crónica en la web CCyberdark: AQUÍ) y reencontrarme con otros tantos amigos y amigas como Sofía Rhei, Susana Vallejo, Concha Perea, Aranzazu Serrano (que es todo amor, vikingo, eso sí), mi querido Ángel Luis Sucasas y Marc Pastor, entre otros. Pasé por Gigamesh (peregrinación obligatoria) para saludar al Evil Team y, cómo no, al Sacerdote Supremo y Master of Pain: Antonio Torrubia.

No pude acudir a la fiesta de Supersonic por motivos de agenda y sé (LO SÉ) que me perdí un fiestón y saludar a un montón de amigos y amigas.

Qué bonito es el jodio
La cosa es que, llegado el sábado por la noche, durante la cena de gala de la AEFCFT se entregaron los Premios Ignotus. Mi novela Challenger fue premiada con el galardón en la categoría de mejor novela. Sin embargo, el fin de fiesta perfecto llegó el domingo por la tarde, cuando la EUROPEAN SCIENCE FICTION SOCIETY entregó los premios Spirit of Dedication y Hall of Fame. Lo cierto es que, gracias a la excelente organización de la Eurocon, pude seguir la ceremonia en directo vía streaming, rodeado de mi familia. Y sí, gané el Spirit of Dedication en la categoría de mejor autor.

Cisco y Sara (Aristas Martínez) con el Spirit of Dedication de la ESFS
Mi más sincera enhorabuena al resto de premiados, tanto en la gala de los Ignotus como en los Spirit of Dedication, Hall of Fame y Encouragment Awards (Sofía Rhei, Enrique Corominas, Felicidad Martínez y Nova Editorial). Y también, cómo no, a los organizadores y asistentes porque sin ellos no hubiera sido posible.

Ya veis que Challenger no para de regalarme sorpresas y alegrías inmensas. Como siempre digo, el despegue que no acaba y que espero dure mucho.

Espero compartir éxitos con todos vosotros durante muchos años.



 

TUITEOS

CARALIBRO