Tres reseñas se balanceaban...



Como soy una persona muy ocupada, actualizo la web cuando me apetece y, claro, se me acumula el trabajo. La primera y única consecuencia de mi pereza es esta: otro post con tres reseñas aparecidas en los últimos meses. A mí de pequeño me daban tres, sí.

La primera a cargo de Víctor Morata, en su web La Jungla de Letras:

"Guillem López ha vuelto a coger una idea y darle vueltas de la forma en que él sabe hacerlo, retorciendo la estructura y la propia idea, dando pinceladas en un lienzo inconcluso que tiene como telón de fondo la mente humana y su fragilidad para terminar hablando de dimensiones y realidades alternativas, robots, invasiones alienígenas y mucho más. Arañas de Marte no es una novela al uso. No usa una estructura convencional de inicio, nudo y desenlace. Sus personajes son el mismo y varios, viviendo en un tiempo y en varios a la vez. Es rara. Atrevida. Inteligente."

LEE LA RESEÑA COMPLETA AQUÍ

Por otra parte, otra reseña en Gabinete Murnau, con profundidad, escrita con un taladro Black&Decker, como la novela merece:

"Porque la novela es un maravilloso estudio de la locura humana, tan bien detallado que de verdad sientes como la realidad a tu alrededor se tambalea. Arañas de Marte es como El Rey de Amarillo en el sentido de que nuestra realidad se puede fragmentar en mil pedazos y de las formas mas sórdidas sólo con poner tus manazas sobre el objeto equivocado. Hay escenas en la novela que son terroríficas, pero no por el impacto que causa la escena en sí, que también, porque cuando el autor dice de ponerse borrico se pone -que son los momentos en que de verdad el estilo de Guillém brilla como la luz de una estrella agonizante-, si no por los oscuros significados soterrados que encierra."

LA RESEÑA COMPLETA, AQUÍ.

Y por último, aunque no por ello menos importante, una reseña de María Reyes Borrego en la web: Mar de tinta. Una reseña en la que alguien, por fin, POR FIN, habla de David Lynch y Cronenberg. Ya puedo dormir tranquilo:

"En el fondo existe un halo melancólico que lo envuelve todo. Un miedo a la pérdida de identidad, del yo, a través de la enfermedad o la locura. Los protagonistas se mueven entre el horror y la vacuidad, involucrados en unos juegos mentales cargados de imágenes extrañas. Hanne lucha para no perder el control de su vida y, poco a poco, cae en un abismo irracional. Arnau es sujeto paciente de esta transformación. Poco hace, ya que toda la intensidad dramática recae sobre el personaje de su esposa. En el interior de la novela se dan pequeñas sub tramas en las que se permite cierto protagonismo a los secundarios. En el fondo, “Arañas de Marte” trata sobre Hanne y su lucha. Todo gira vertiginosamente a su alrededor, lo que provoca una sensación de caída. El ritmo se acelera, la historia corre como desbocada y, al final, calma."

LEE LA RESEÑA COMPLETA AQUÍ.


Muy agradecido a todos por su tiempo y sus palabras.



 

TUITEOS

CARALIBRO