Sobre el futuro de mi saga Leyenda de una Era


Hace tiempo que os debía esta noticia. Quizá no esta en particular, pero sí algo que ayudase a esclarecer el futuro de la saga con la que comencé mi carrera -o lo que sea esto- en el mundillo editorial.

Muchos y muchas me habéis escrito durante estos años de silencio y os lo agradezco mucho, muchísimo. Mi respuesta siempre ha sido la misma: tengo intención de continuar con la saga, pero en condiciones editoriales que considere óptimas para mí y para mi obra. Seis años con la misma excusa son muchos años. He superado tentaciones y malas ideas, momentos de flaqueza y los aires de diva del fantástico, y vosotros conmigo, solícitos a mis peticiones de "paciencia" y "todo llegará".

Pero no, no va a llegar o por lo menos no a corto plazo.

Diez años después, un gran sello editorial se ha interesado por relanzar la saga Leyenda de una Era y he declinado la posibilidad de hacerlo. Por mutuo acuerdo. Sin dramas.

Estos son mis motivos:

En primer lugar, fijaos en la frase anterior, la que acaba con un "he declinado la posibilidad". ¿Podéis leer el principio? Sí, ahí donde pone "Diez años después...". Diez años son muchos años. En ese tiempo he crecido mucho a nivel profesional. Mis libros ya no parecen los mismos. Lo mires como lo mires, volver atrás es una especie de traición al autor que soy ahora. Leyenda de una Era necesita, no solo una corrección de estilo, sino una reescritura completa, de principio a fin, con todo lo que ello supone: tratamiento de personajes, trama y argumento, eliminación de subtramas, control del infodump (en aquella época ni siquiera sabía qué carajo era eso). Reescribir Leyenda de una Era y hacerla rentable en tres volúmenes no es algo que cualquiera pueda afrontar. Requiere mucho trabajo y esfuerzo. A pesar de todo, me puse a ello. Desempolvé mis viejos archivadores (otra cosa del pasado: el trabajo analógico) y tomé notas, muchas notas a pie de página. Se puede hacer, sí. La historia es buena, tiene fuerza, hay algo. Pero ¿se puede hacer ahora?

En segundo lugar, la respuesta a esa pregunta. Retomar Leyenda de una Era supone abandonar mis proyectos actuales. Por primera vez en mi vida son las editoriales las que me solicitan manuscritos y puedo elegir qué historia desarrollar y el camino que seguirá mi carrera literaria -otra vez, qué pesado-. Ojo, eso no es poca cosa. Para un autor como yo supone mucha presión y todavía lo estoy digiriendo. Acabo de firmar contrato con Minotauro, he publicado cuatro novelas en los últimos cuatro años y, francamente, estoy agotado, física y mentalmente. En el último año y medio he comenzado tres nuevas novelas y he abandonado todas y cada una de ellas, varias veces. He entrado y salido del bloqueo creativo como quien se lanza a una montaña rusa maniaco-depresiva. Basta ya, en serio. Lo que menos necesito es más presión, volver al pasado, al autor que fui y ponerme a corregir errores a un camino que ya recorrí, con sus baches y curvas peligrosas. Ya pasé por ahí y creo -Chewie, dime que arreglaste eso- que me queda combustible para rato y que si no pierdo la cabeza puedo hacer cosas mejores que mis primeras novelas. Fue bonito mientras duró, pero todo tiempo pasado fue futuro y es momento de superar ciertas cosas y dejarlas atrás. Quiero echar el freno, parar en el arcén y fumar tranquilo mientras escucho música, el sol se pone y todo ese rollo.

Así que, en pocas palabras: Leyenda de una Era no va a ser publicada, no por ahora, no en mucho tiempo. Quizá algún día, pero no será pronto.

Lo siento mucho.

Guillem

La guerra por el norte salió publicada el 10 de mayo de 2010



 

TUITEOS

CARALIBRO